Arañas Colgantes siguen marcando tendencia

Arañas colgantes en comedor

 

Podemos definir las arañas colgantes como un gran elemento para la iluminación de tus ambientes, ya sea con 3, 4, 5 o más luces, proporcionan un gran estilo y elegancia donde se las ubique.

Origen

Este artefacto deriva de las coronas luminosas de las iglesias, ya era utilizado en la Edad Media en forma de brazos horizontalmente cruzados y suspendidos, transformándose y tomando distintas formas con el correr del tiempo. A comienzo del siglo XVIII surgen las arañas con caireles, las más costosas eran de cristal de roca en dicha época.

Hoy en Omega Iluminación te vamos a contar sobre sus características, la forma más conveniente de utilizarlas y como seleccionarlas de acuerdo a tus necesidades.

Características de las arañas colgantes

Usos de las arañas colgantes

Las arañas colgantes permiten lucir ambientes con una gran personalidad convirtiéndose en los anfitriones decorativos de los mismos. Podemos utilizarlas en nuestro living, dormitorio, arriba de una mesa de nuestro comedor o incluso en un baño por ejemplo. Dentro del rubro iluminación de techo las arañas siguen siendo de las mejores opciones.

En lo que corresponde a su construcción podemos encontrar arañas de cristal, arañas de bronce, y arañas de acero. Si nos referimos a sus pantallas podemos apreciar arañas tanto con pantallas de organza como de lienzo. En nuestra tienda vas a poder encontrar las primeras (con pantalla de organza) arañas con caireles y con gran variedad de brazos.

Uso profesional

Si nos movemos a un ambiente profesional o de trabajo, hoy en día podemos ver arañas colgantes en una infinidad de establecimiento, desde restaurantes, salones de fiestas y/o eventos, teatros hasta locales de ropa y hoteles y no es raro, ya que se suelen utilizar para dar un estilo clásico y muy personalizado a los distintos espacios.

Tamaños y cantidad de luces de las arañas colgantes

Arañas colgantes

Podemos encontrar arañas de 3, 4 o 5 luces y brazos hasta arañas gigantes de 25 luces. Nuestra recomendación es que para ambientes chicos como dormitorios o baños uses arañas pequeñas (3 o 4 luces por ejemplo). Las más grandes y con más cantidades de luces son muy recomendable para ambientes profesionales como los teatros, hoteles y salones para eventos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *